La biomecánica es una disciplina científica que estudia las fuerzas mecánicas y aceleraciones que actúan sobre los seres vivos, los efectos que producen y la respuesta de los mismos en forma de movimientos. El podólogo, estudia la biomecánica no sólo del pie sino de todo el miembro inferior para determinar el origen de los problemas de tipo mecánico y establecer un tratamiento adecuado para solucionarlos.

Biomecanica de la marcha

Hay que tener en cuenta que en nuestra actividad cotidiana sometemos a los pies y, por extensión, a todo el sistema locomotor a una serie de golpes o microtraumatismos de repetición que a la larga pueden provocar dolor o lesiones. Incluso una molestia en partes del cuerpo tan alejadas de los pies como las rodillas, las caderas o la espalda pueden tener su origen en una mala pisada al andar o al correr.

Para ello realizamos un riguroso estudio biomecánico informatizado en nuestra consulta con el que vamos a identificar el origen del problema del paciente. Si procede se prescriben ortesis plantares o plantillas que corrigen los posibles defectos de la pisada y la marcha y solucionan en la mayoría de los casos los problemas derivados de éstas. Algunas de las alteraciones que pueden provocar dolores o lesiones son:

  • Pronación o supinación a destiempo
  • Equino de tobillo o limitación a la flexión dorsal del mismo
  • Pies cavos
  • Pies planos
  • Acortamiento de gemelos
  • Asimetrias en miembros inferiores

Algunos de estos problemas, detectados a edades precoces, pueden ser corregidos de manera definitiva. De ahí la importancia de  someterse a un estudio de la pisada y de la marcha en cuanto se detecte alguna anomalía en el deambula,r aunque no se presenten síntomas dolorosos, para determinar la correcta biomecánica del paciente. Algunas de las peores patologías no suponen molestias en edades tempranas, como por ejemplo el pie plano o cavo. Pero a la larga si no se trata el problema puede dar lugar a molestias o patologías asociadas a ellas. Un pie cavo puede ser la causa de una fascitis plantar, una pronación excesiva puede originar un hallux valgus o juanetes e incluso dolores lumbares, etc